(ir al contenido)
comienza contenido web

navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English


1. Antecedentes

La idea de construir un gran canal para llevar agua a amplias zonas de la geografía navarra se remonta el primer tercio del siglo XX: un Plan de Obras de la Confederación Hidrográfica, de 1928, contemplaba ya la posibilidad de construir un canal, llamado entonces "Acequia de Navarra", con origen en el Canal de Bardenas. En décadas sucesivas, se ha ido tratando y avanzando sobre esta idea, deslindándose el Canal de Navarra del Canal de Bardenas. El Canal de Navarra utilizaría caudales del río Irati.

Después de una serie de estudios y anteproyectos, pasando incluso por el trámite, no culminado, de alguno de los embalses, como el de Lumbier, se ha llegado a la actual situación, en la que Itoiz y el Canal de Navarra son los dos pilares básicos sobre los que se fundamenta la política hidráulica y de regadíos en la Comunidad Foral.

El Canal de Navarra y la transformación de sus zonas regables cuenta con fundamento legal y justificación del interés público y utilidad social, derivados de la Ley 22/1997, de 8 de julio, que declara de interés general el embalse de Itoiz y el Canal de Navarra; de su presencia en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aprobado por el Real Decreto 1664/1998, de 24 de julio; del Convenio de colaboración para la ejecución del Canal de Navarra suscrito entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Navarra el 19 de octubre de 1998; de la Ley Foral 15/1995, de 29 de diciembre, cuya disposición adicional número 22 declara de interés general, a todos los efectos, las obras de construcción del Canal de Navarra y de implantación y mejora de regadíos en la zona regable del Canal; y de la previsión de áreas regables en el Avance del Plan Nacional de Regadíos y en el Plan de Regadíos de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado por el Gobierno de Navarra el 29 de junio de 1998 y por la Comisión de Agricultura, Ganadería y Montes del Parlamento de Navarra en sesión celebrada el 2 de diciembre de 1998.

Por último el PSIS (Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal) del Canal de Navarra y sus Zonas Regables fue aprobado definitivamente por el Gobierno de Navarra el 7 de junio de 1999, así como la Declaración de Impacto Ambiental que fue aprobada por el Gobierno de Navarra el 29 de abril de 1999, la Administración del Estado el 17 de mayo de 1999 y, cada uno en el ámbito de sus competencias.

2. Beneficios

Resulta de todo ello que este proyecto tiene un notable interés para el bienestar social y el desarrollo de Navarra y para el conjunto del Estado Español, pues tiende a asegurar la satisfacción de una pluralidad de necesidades públicas, como son:

- Mejorar la calidad del abastecimiento a 220 núcleos urbanos que suponen 350.000 habitantes; es decir el 70% de la población navarra, (entre ellos la totalidad de la Comarca de Pamplona), con un consumo global de 50 hm3/año).

- Consolidar las 14.000 ha de regadíos tradicionales que derivan aguas del río Aragón, las 4.200 ha de Morante y El Ferial y las 3.010 ha de la zona de interés nacional de Mendavia.

- Garantizar la transformación en regadío de 59.160 ha., que consumirán 340 hm3.

- Posibilitar la implantación de 650 ha de suelo industrial, que demandarían 10 hm3/año (Gob. de Navarra, 1994).

- Permitir un control importante de la laminación de avenidas del río Irati, que en el caso de la avenida de 500 años reduciría el caudal punta de 650 m3/s a 450 m3/s.

- Producir energía eléctrica mediante la utilización de un recurso de carácter renovable y con una capacidad contaminante nula. La producción supondría, en los primeros años, el 6,54% de consumo total de energía eléctrica de Navarra, con un ahorro en las importaciones que asciende a 33.342 t de petróleo al año. Con ello se evitaría la emisión a la atmósfera de 155.080 t de dióxido de carbono cada año.

3. Las infraestructuras

El embalse de Itoiz está situado sobre el río Irati, a 2 km. de Aoiz. Tiene una cota máxima de coronación de 592 metros. Y su capacidad es de 418 Hm3. El embalse ocupa 1.099,49 Has. En este embalse nace el Canal de Navarra, que recorre gran parte del territorio navarro, de norte a sur, hasta finalizar en la laguna de Lor, en el término municipal de Ablitas. En su inicio, el Canal recorre el borde septentrional de la Cuenca de Aoiz, para pasar, posteriormente, al borde sudeste de la Cuenca de Pamplona a lo largo de la sierra de Alaiz. Una vez fuera de la Cuenca de Pamplona, se dirige hacia el sur atravesando la zona correspondiente a la Navarra Media oriental, apoyándose en las estribaciones occidentales de las Sierras de Aláiz y de Ujué. Continuando hacia el sur, el Canal, una vez atravesado el valle del río Aragón y el extremo noroeste de Bardenas Reales, se adentra en la Ribera tudelana hasta alcanzar y cruzar el río Ebro, para luego discurrir en la misma dirección hasta Montes de Cierzo, los cuales bordea de este a oeste. Dejados los montes de Cierzo, el Canal retoma la dirección sur para finalizar, como ya se ha indicado, en la laguna de Lor.

En total, la infraestructura tiene una longitud de 145 km. a los que hay que sumar los ramales, con una longitud de 32 km., lo cual suma un total de 177 km. La obra incluye también 6 túneles, con una longitud total de 13,5 km., 12 sifones, con una longitud de 51 km. y 2 acueductos con 570 metros; y 4 balsas de regulación, con una capacidad conjunta de almacenamiento de 9,5 hm3, en los siguientes emplazamientos: Villaveta, Monreal, Artajona y Pitillas.

La financiación del Canal de Navarra, declarada de Interés General del Estado en la Ley 22/1999 de 8 de julio, es cofinanciada por el Estado en un 60 % y por la Comunidad Foral de Navarra en un 40 %, a través de la sociedad estatal "Canal de Navarra S.A".

Por su parte, en lo que se refiere a la zona regable, la financiación compete al Gobierno de Navarra y a los regantes.

4. Canal de Navarra. Primera fase

La primera fase del Canal de Navarra está realizada en su totalidad. Se trata de 98 kilómetros, que discurren desde la toma de agua del embalse de Itoiz, en Aoiz, hasta la balsa de Artajona.

La infraestructura ofrece abastecimiento de boca, mejorando en cantidad y calidad el suministro a medio centenar de localidades navarras y sirve a 22.363 hectáreas de riego de 29 localidades. En la actualidad, hay 5.685 propietarios agrícolas y 42 explotaciones ganaderas con 120.000 cabezas que se abastecen del Canal.

Los datos disponibles hasta el momento demuestran que se ha triplicado la productividad de las parcelas bajo la influencia del Canal de Navarra. Concretamente, la productividad bruta por hectárea en el sector primario de la primera fase del Canal de Navarra ascendió en 2012 a 3.039 euros/ha, lo que supone una productividad total de 67,7 millones de euros para todo el conjunto del Canal. Teniendo en cuenta que la productividad anterior al riego figuraba en torno a los 897 €/ha de secano, el incremento total de productividad obtenido con el regadío es de 47,7 millones de euros al año.

Pero a estas cantidades habría que sumar la productividad generada por la transformación de los productos en la industria agroalimentaria, que se sitúa en torno a 3.000 euros/ha (67 millones de euros/año en el total de hectáreas útiles de la primera fase del Canal). En consecuencia, de la suma de ambos conceptos (sector primario + industria) se desprende que la productividad bruta por hectárea de la primera fase se sitúa en torno a 6.000 euros/ha.

Por último, cabe indicar que se ha producido una intensificación y diversificación de los cultivos. Así, por ejemplo, durante 2013 se han contabilizado un 8% de dobles cosechas en toda la zona regable, con parcelas que han alcanzado el 22 y hasta el 30% de dobles cosechas. Estos porcentajes les colocan en 7ª y 10ª posición dentro de los 67 regadíos a presión de Navarra. Se han desarrollado en la zona hasta 51 dobles cosechas diferentes (haba-maíz grano, pasto-maíz, guisante-alubia, etc.).

En lo que se refiere a los cultivos, durante 2013, se han cultivado en la zona 48 tipos diferentes. Las hortalizas (principalmente tomate, haba, maíz dulce, guisante y alubia), no habituales en la zona hasta la llegada de la transformación, ocupan 3.292 ha.

5. Canal de Navarra. Segunda fase

La segunda fase del Canal de Navarra tiene su origen en el final de la primera fase, desde donde recorrerá 71,3 kilómetros por la zona media y sur de nuestra Comunidad hasta llegar a la Laguna del Lor en Ablitas.

La Comisión de Seguimiento de esta infraestructura, de la que forman parte el Gobierno de Navarra y el Estado, acordó en la reunión celebrada el 31 de julio de 2012, actualizar el diseño de esta fase, reduciendo la superficie de riego prevista en unas 9.000 hectáreas respecto a la previsión inicial, bien porque están siendo ya regadas por el Canal de Lodosa, o bien porque están situadas a cotas muy altas y sus costes de bombeo son inasumibles para los regantes con los precios actuales.

Con el diseño actualizado, la segunda fase regará 21.522 hectáreas de 16 localidades.

En su definición inicial (año 1999), incluía 29.583 hectáreas y establecía unas necesidades energéticas de bombeo de 18 Mw con un consumo anual de 37 Gwh. Debido al incremento de los costes de la energía, aplicando criterios generales de unidad de cuenca, válidos, por tanto, para todo el territorio de la Cuenca del Ebro, se estableció que la zona regable de la 2ª fase debería eliminar las superficies por encima de los 150 m de altura por el encarecimiento que supone para los regantes, decisión ésta que conlleva un ahorro anual de 11 Gwh.

fin contenido web